🍒Vamos a cuidarnos más 🍎

Supongo que esta es la conclusión a la que llegamos muchas y muchos en algunos momentos, cuando nos encontramos mal, más cansados y, según pasan los años, las cosas empiezan a costar más esfuerzo. Cualquiera diría que tengo mil años, pero sí que te vas dando cuenta con los años de que nos tenemos que mimar un poco para tener una vida más feliz y plena. Y no es cuestión de que los demás te vean mejor, parecer que todo está bien, no. Es sentirte bien contigo mismo, saber que estás sano y disfrutar de las cosas de una forma distinta.

Lo importante eres tú

ser feliz contigo mismoEse “sentirse bien con uno mismo”, es un abanico muy amplio de posibilidades dependiendo de cada persona. Desde un peinado que te haga sentirte más segura, a trabajar en el gimnasio. No importa, lo que te haga sentir bien, pero siempre con cabeza y una razón, sin querer adelgazar o ejercitarte por obsesión o vergüenza de los demás. Créeme, a las personas que no conoces les va a importar tu aspecto unos segundos que te miren; a ti y a los que te quieren les importa que realmente seas feliz y estés san@.

 

Hábitos alimenticios

En mi caso, con casi 30 años, hay ciertos hábitos que debo cambiar y que mi cuerpo me está pidiendo, como es la alimentación (porque mi dieta es horrorosa). Como lo que me apetece, cuando me apetece y por genética (supongo) no repercute en mi peso. Pero desde hace un tiempo, estoy notando que sí repercute en mi salud. Cojo más catarros, estoy más cansada y , en general, me siento más pesada. Por eso he decidido cambiar poco a poco algunas cosas. Comer más fruta y verdura (aunque estas últimas no me gusten), reducir el consumo de bollería industrial, comida precocinada y grasa (pizzas, bollos, chucherías…).

alimentos sanos
Fotografía de Jeshoots.com

El primer paso que quiero dar es desayunar mejor. Las prisas y la pereza son mi mayor enemigo. Un vaso de leche con nescafé y un bollito o croissant industrial es lo más rapido, pero obviamente no lo más sano. He decidido mantener la leche pero sustituir el bollito por una tostada con jamón o similar o tomar algo de avena. La avena nos ayuda a saciarnos y que la sensación de hambre aparezca más tarde.

También he comenzado a llevarme un sandwich de pavo, queso o fruta para media mañana, ya que acababa siempre tirando de galletas. Más adelante modificaré lo que voy tomando a media mañana también, ya que en este momento lo que quiero es crear el hábito,

En cuanto a las comidas principales quiero empezar a incluir una pieza de fruta, ya que, aunque me gusta, he perdido la costumbre por que como demasiado de los otros platos. También quiero introducir verdudas, que no me gustan, por medio de purés y cremas, que es la única manera, por ahora de comerlas.

El sueño

Tengo que dormir más sí o sí. Habitualmente duro entre 6 y 7 horas entre semana, porque reconozco que me voy muy tarde a la cama. Los viernes estoy que no me tengo en pie ya, así que el primer pasito es ir antes a dormir.

El cuerpo

crema-anticelulitica-marykayAlgo en lo que fallo siempre es la hidratación. Siempre tengo una botella de agua cerca, pero cuando me concentro en el trabajo se me olvida todo. También, al igual que en el desayuno, las prisas me pueden y no siempre utilizo la crema corporal y acabo con zonas muy secas y escamadas. Además, cuando llega el verano y los bikinis, he de decir que me entra la fiebre del “tendría que haber hecho…”. Ya no por lo que digan los demás, que me da igual, sino porque me gusta verme bien. No me obsesiona, pero, como llevo comentando a lo largo del post, es cuestión de sentirme bien conmigo misma y sana. Sé que la deshidratación y la celulitis (que afecta al 90% de las mujeres y no es cuestión de estar más o menos delgada) puedo paliarlas con algunos tratamientos anticelulíticos e hidratantes, comiendo más saludable y con algo de ejercicio, ¡así que voy a ponerme a ello!.

¿Qué os parecen estos primeros pasos? ¿Os animáis a dar algunos vosot@s también?

Deja un comentario